Amsterdam es conocida como la Venecia del Norte, junto con Brujas, San Petesburgo, Copenhague, Estocolmo y Hamburgo, que también ostentan ese sobrenombre. Son muchos los atractivos de la capital de Los Países Bajos. Convertida en un gran centro financiero y cultural, ofrece una interesante variedad de museos donde encontrarse con la cultura, no sólo del país, si no del mundo. Hoy nos acercamos a diez museos de Amsterdam que acercan al arte, a la historia y a la ciencia para entender la esencia de esta preciosa ciudad .

Entre los Museos de Amsterdam encontraremos iconos como el Rijksmuseum, grandes espacios para el arte contemporáneo y el arte moderno o para la ciencia, además de sorprendentes y extravagantes museos que ayudan a fijar en la retina la vida de esta ciudad tan marcada por el agua. Sin olvidar sus casas-museo que acercan a la intimidad de personajes del arte y la historia cuyo alcance es universal.

La actividad cultural de Amsterdam es muy dinámica, por lo que te aconsejamos te informes a través de las webs de sus museos (en la lista que sigue), de las posibles exposiciones que coincidan con tus días en Amsterdam.

En cuanto al alojamiento, te dejamos aquí una variada oferta para que puedas elegir según tus prioridades
Ronda de Noche. Rembrandt
Ronda de Noche. Rembrandt. Rijksmuseum

1-Rijksmuseum. Museo Nacional de Holanda

Empezamos este recorrido por la "joya de La Corona", el Rijksmuseum. Un impresionante edificio abierto como museo en 1800 cuya última remodelación costó más de tres millones de euros. La temática de sus salas está dirigida al arte, la artesanía y la historia. En él no sólo encuentras arte del país, este centro que tiene la colección más importante del "Siglo de Oro neerlandés", cuenta también con una magnífica colección de arte egipcio y asiático. Se encuentra en la Plaza de los Museos.

Si te gusta Rembrandt seguro que querrás ver "La Ronda de noche", pero sea o no uno de tus favoritos, este cuadro te atrapará. No es el único del maestro que se exhibe aquí, hay una generosa y valiosa muestra salida de sus pinceles.

El Rijksmuseum tiene obras importantes de casi todos los grandes maestros holandeses de los siglos XV al XVII: Geertgen tot Sint Jans, Lucas van Leyden, Hendrick Goltzius, Frans Hals, Jan Vermeer, Ferdinand Bol, Nicolaes Maes, Guerrit Dou, Jacob Ruysdael.

Tiene además una significativa muestra de escuelas extranjeras: con obras de Fra Angélico, Piero di Cosimo, Hugo van der Goes, Peter Paul Rubens y Francisco de Goya.

Y obras de arte moderno de Van Gogh, Mondrian o Karel Appel.

A todo esto se suman las artes decorativas entre las que destacan las porcelanas orientales, casas de muñecas, cerámica de Delft, o mobiliario histórico.

Es un museo muy grande y recorrerlo entero puede llevar toda una mañana o una tarde. Está abierto de lunes a domingo desde las nueve hasta las cinco de la tarde. Es aconsejable llevar las entradas para evitar las colas. Las puedes conseguir aquí.

También puedes conseguirlas contratando esta actividad y además de disfrutar del Rijksmuseum relajarte en un paseo en barco que te servirá para descansar y conocer los hitos más importantes de la ciudad desde las aguas de sus preciosos canales.
Museo van Gogh. Amsterdam
Museo van Gogh. Amsterdam Fuente.

2-El Museo Van Gogh de Ámsterdam.

Esta pinacoteca es una visita imprescindible si te gusta el arte y estás en Amsterdam. En ella se custodian más de 200 pinturas de Vincent van Gogh de todos sus periodos de creación, y unos 400 dibujos.

Entre las obras principales se encuentran: “Los comedores de patatas”, “La recámara de Arlés” y una versión de “Los girasoles“. Tiene además la custodia de la mayoría de las cartas de Vincent Van Gogh. Y una colección de obras de artistas del siglo XIX, iniciada por su hermano Theo Van Gogh, que ha crecido con recursos de la Fundación Vincent Van Gogh creada por su sobrino Vincent en 1960.

Por eso el museo cuenta con obras de artistas como: Alma-Tadema, Bernard, Boulanger, Breton, Caillebotte, Courbet, Couture, Charles-François Daubigny, Maurice Denis, Gauguin, Manet, Anton Mauve, Millet, Monet, Pissarro, Puvis de Chavannes, Redon, Seurat, Signac, Toulouse-Lautrec, entre otros, además de la colección de grabados japoneses del atormentado artista.

Cuando Vincent murió con tan sólo treinta y siete años, dejó una inmensa obra de 900 pinturas y unos 1600 dibujos. Decimos inmensa porque la mayoría las hizo en sus últimos diez años de vida. Su apoyo más grande fue su hermano pequeño Theo (marchante de arte), quien lo mantuvo en sus años de la Provenza francesa, los de mayor producción. Theo murió al año siguiente, con lo que fue su viuda, Johanna van Gogh, quien administró y difundió la obra de Vincent.

Ante la negativa del Rikjmuseum de encargarse de la obra, ésta acabó el Stedelijk Museum de Ámsterdam, donde se celebró la primera exposición del artista neerlandés en 1905, museo que años después albergó el legado de Van Gogh. Johana fue también quien impulsó la primera publicación de las Cartas a Theo, un libro imprescindible para llegar al alma de este genio.

El único hijo de Theo, que llevaba el nombre de su tío Vincent Willem van Gogh, heredó el legado del artista y creó la Fundación Vincent Van Gogh en 1960. Hasta la inauguración del Museo Van Gogh en 1973, la colección estuvo expuesta en el Stedelijk Museum.

El museo, que está situado en la Plaza de los Museos, está formado por dos edificios. La construcción original es obra del arquitecto holandés Gerrit Rietveld. El otro edificio es el ala de exposiciones y fue creado por Kishō Kurokawa, aunque la terminó en 1999 Gojko.

El Museo Van Gogh organiza talleres de arte para niños todos los fines de semana. Estos talleres están pensados para niños de entre 6 y 12 años. Un disfrute para los pequeños mientras sus padres pueden ver el museo tranquilamente. Para esto se necesita reserva previa. Puedes conseguir las entradas en línea y ahorrarte las colas.

Otra posibilidad es esta visita guiada, que tiene, con razón, las mejores críticas. Se hace los viernes por la tarde en los que el museo permanece abierto una hora más. La idea es que cuando termine la visita guiada puedas disfrutar de otra hora para volver a ver aquello que más haya llamado tu atención.

Museo Stedelijk de Amsterdam
Museo Stedelijk de AmsterdamFuente.

3-Museo Stedelijk, arte moderno y contemporáneo

Conocido popularmente como el Stedelijk, es un museo de arte moderno y arte contemporáneo situado en la Plaza de los Museos («Museumplein») cerca del Rijksmuseum y del Museo Van Gogh.

El edificio, que es un icono de la Museumpleim, tiene dos zonas, la primera se construyó en el siglo XIX y fue un diseño de Adriaan Willem Weissman. En el siglo XXI se ha construido un ala nueva, en la que está la entrada actual, que fue diseñada por los arquitectos Benthem Crouwel Architects.

En él se alberga una de las colecciones de arte moderno y contemporáneo más importantes del mundo. La cronología de las noventa mil obras que posee va de 1870 a la actualidad.

Su colección permanente, plena de obras maestras, se expone en la planta baja y en una parte de la primera planta. El recorrido, diseñado por Rem Koolhaas, explica la evolución del arte moderno desde finales del siglo XIX a nuestros días. Está diseñado como una historia lógica que incluye varias interconexiones.

Se pueden ver las tendencias y su evolución en una combinación entre las bellas artes y el diseño, como Bauhaus, De Stijl, CoBrA y Pop Art, con obras de algunos de los principales exponentes del mundo artístico, como Karel Appel, Paul Cézanne, Marc Chagall, Marlene Dumas, Wassili Kandinsky, Edward Kienholz, Willem De Kooning, Jeff Koons, Kazimir Malevich, Henri Matisse, Piet Mondriaan, Pablo Picasso, Jackson Pollock, Gerrit Rietveld, Ettore Sottsass, Andy Warhol y la única obra en un museo europeo del venezolano Armando Reverón.

El horario es el mismo todos los días, de 10 a 18 horas, menos los viernes que se alarga hasta las 22 horas. Como en los demás casos te aconsejamos reserves las entradas, te evitaras las colas y las sorpresas en los precios pues varían según si hay alguna exposición temporal.

Estudio de Rembrandt
Estudio de Rembrandt en su casa-museo

4-Casa-Museo de Rembrandt

Casi la totalidad de los grabados de Rembrandt se conservan en la que fue su casa. La casa museo de Rembrandt es uno de los museos más visitados de Amsterdam. Se exponen también obras de sus discípulos. Uno de sus grandes atractivos es la posibilidad de acercarse a cómo fue la vida de este maestro del barroco holandés, quizá el más importante pintor del país.

¿Dónde pintaba y grababa Rembrandt? ¿Cómo eran su taller y su estudio? ¿Cómo era su vida diaria? ¿En qué estancias de la casa vivió los momentos más importantes, como el nacimiento de su hijo Titus?

Rembrandt compró esta casa cuando ya era famoso, en 1639. Menos de veinte años después se declaró en bancarrota y todas sus pertenencias de valor, colecciones de arte, objetos especiales y raros, se subastaron. Gracias a una lista de todas su posesiones elaborada por un notario, sabemos cómo estaba decorada la casa.

Abierta desde las diez de la mañana hasta las cinco de la tarde. Puedes conseguir las entradas en la web oficial

Casa de Ana Frank
Casa de Ana FrankFuente.

5-Casa de Ana Frank. Memoria del Holocausto

Ana Frank fue una de los millones de judíos víctimas de los nazis en la Segunda Guerra Mundial. Su famoso diario cuenta sus pensamientos y los acontecimientos sucedidos entre julio de 1942 y agosto de 1944. En la entrada, de este bien montado museo, puedes recoger un folleto en español que narra con detalle los hechos que sucedieron en cada una de las habitaciones, con párrafos sacados del diario de Ana que acercan a sus vivencias. Acercamiento al que ayuda sin duda la buenísima recreación del ambiente en el que vivieron Ana y su familia y cuatro personas más, aquellos terribles meses. Es una experiencia conmovedora.

Sólo se puede acceder comprando las entradas on-line. Hay, por un poco más, una introducción de treinta minutos sobre todo lo que cuenta la casa sobre Ana y sobre la Segunda guerra mundial, pero ten en cuenta que sólo está inglés. Los horarios: Desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre: de 9:00 a 22:00 horas. Desde el 1 de noviembre hasta el 31 de marzo: de 9:00 a 19:00 horas

Altar Mayor de la Capilla del Museo Amstelkring
Altar Mayor de la Capilla del Museo Amstelkring

6-Museo Amstelkring. Catolicismo clandestino

Amstelkring es uno de los museos más sorprendentes de Amsterdam y uno de los más antiguos. Es una casa de apariencia normal que guarda un tesoro oculto: la iglesia clandestina de Nuestra Señora del Ático, conocida también como Ons’ Lieve Heer op Solder (Nuestro Señor en la buhardilla). La casa fue construida hace 350 años por el comerciante católico Jan Hartman.

Su clandestinidad fue consecuencia del protestantismo oficial tras la Reforma, lo que convirtió el catolicismo en un culto prohibido en público. Estos hechos provocaron el nacimiento de iglesias católicas secretas. Amstelkring fue la segunda iglesia clandestina de Ámsterdam después de la capilla de las beguinas de Begijnhof.

"La Sala del canal" era el hogar de Hartman, quien compró el edificio junto a otros dos más pequeños adyacentes en 1661. Colgado en la pared de esta sala se encuentra entre otros cuadros “La caridad de San Nicolás” que pintó Cornelis de Vos en 1640.

En él se representa la historia de las tres hijas de un hidalgo que no podían casarse pues su padre no tenía dinero para la dote. Esta circunstancia podría abocarlas a la prostitución. Pero San Nicolás deja caer a través de la ventana una bolsa con monedas que soluciona la situación. El milagro convirtió a San Nicolás en el patrón de las chicas casaderas.

A través de unas empinadas y estrechas escaleras, en la planta superior del Museo Amstelkring se encuentra la pequeña capilla, que calentaban con braseros en los fríos inviernos de Amsterdam.

La construcción de esta casa es realmente sorprendente. Son tres inmuebles unidos por galerías, vigas y tirantes de acero capaces de soportar el peso de unas ciento cincuenta personas, que dicen se podían reunir en la capilla.

La puedes visitar por once euros de lunes a sábado de 10:00 a 18:00 horas. Los domingos y festivos de 13:00 a 18:00. En la entrada se incluye el precio de las audioguías y no suele haber colas.

Sala principal del Palacio Real de Amsterdam
Sala principal del Palacio Real de AmsterdamFuente

7-Palacio Real de Amsterdam

Este magnífico edificio, que es uno de los palacios de los que dispone la familia real holandesa (en él celebran el Año Nuevo y algunas recepciones oficiales), fue construido para albergar el Ayuntamiento en el siglo XVII, plena edad de oro neerlandesa, cuando Holanda era el centro comercial del mundo.

Diseñado por el renombrado arquitecto Jacob van Campen, con un soberbio clasicismo, sirvió como ayuntamiento desde 1655 hasta que Luis Bonarte, hermano de Napoléon, lo convirtió en su palacio real. Lo recuperó el príncipe Guillermo VI de la casa de Orange.

La visita es interesante por su más que lograda colección de arte, su arquitectura, la lujosa ornamentación de sus muros y por la decoración, en la que predomina su historia como palacio, aunque en algunas zonas quedan evidentes rastros de su primera utilidad. Tiene además unas vistas estupendas de la Plaza del Dam.

Los cimientos del edificio descansan sobre 13.659 pilares de madera que sirven para contrarrestar la poca firmeza del suelo de la ciudad, que es muy arenoso. En lo más alto de la fachada Atlas sujeta sobre sus hombros una bola del mundo que pesa mil kilos. El sufrido Atlas vuelve a estar presente en la Sala Principal, conocida también como Burgerzaal o sala de los ciudadanos, es quizá la más interesante del palacio.

Es un espacio impresionante decorado con mármol, que mide unos treinta y cuatro metros de alto por otros tantos de ancho. El suelo lo decoran las constelaciones y el mundo. La rica ornamentación de sus muros, que recuerda el mundo clásico, se ilumina con unas lámparas de araña que cuelgan del techo y tienen unos veintisiete metros de longitud.

Abierto casi todos los días del año, es aconsejable conseguir las entradas por internet, (llevan incluida la audiogía) par evitar las molestas colas.

Museo Nemo. Amsterdam
Museo Nemo. Amsterdam Fuente

8-Museo Nemo

El NEMO, cuya traducción sería "nadie" es el Museo de Ciencias más grande de los Países Bajos. Está a escasos metros de la Estación Central. Es un lugar lleno de magia donde todas las fantasías parecen posibles. Si vas con niños no te lo pierdas, pero si cuidas al niño interior, tampoco te lo puedes perder. La premisa de este museo es "Prohibido NO tocar" y hay actividades para todas las edades.

A lo largo de sus cinco pisos encontrarás respuestas a la cadena del ADN, verás las reacciones en cadena y aprenderás cómo se limpia el agua que llega a nuestros grifos. Accederás a los misterios de la mente humana y, en definitiva, te sentirás un científico todo el tiempo que permanezcas en él.

El edificio parece un barco, que hoy es de color verde por efecto del clima, pero en principio su color era el cobre. Es un peculiar y llamativo diseño del italiano Renzo Piano.

En la primera planta hay una cafetería y una tienda de regalos, y la quinta planta, que es una plataforma al aire libre con restaurante y un parque, donde los niños se lo pasan en grande, puedes disfrutar de unas estupendas vistas de la ciudad. En verano esta plataforma se convierte en una zona playera donde se puede aprovechar el tímido sol neerlandés.

Toda la información de precios y horarios en la web oficial.

Un divertido selfie en el Madame Tussauds
Un divertido selfie en el Madame Tussauds

9-Madame Tussauds, el museo de cera más grande del mundo

Este museo es pura diversión. Pertenece a la famosa cadena Tussauds que tiene sucursales por todo el mundo, y cada uno tiene una colección única. La sede central está en Londres, donde recorrimos en otro post sus museos más famosos. Un museo de cera es el paraíso de los amantes de las fotografías con famosos.

Éste de Amsterdam es el más grande del mundo y es uno de los más visitados de la cadena. En el encontrarás personajes famosos de diferentes épocas. Allí están los dobles de Albert Einstein, Elizabeth Taylor, Marilyn Monroe o Barack Obama. También esperan en sus coloridas salas: Justin Bieber, la Princesa Fiona de Shrek y los personajes de los vengadores de Marvel.

El museo de cera de Ámsterdam está en plena Plaza del Dam. Si quieres ahorrarte las colas puedes sacar las entradas aquí.

Ripley
Ripley’s Believe It or Not! Amsterdam

10-Ripley’s Believe It or Not! El museo más raro de Ámsterdam

Traducido al español sería "Aunque usted no se lo crea". Este sorprendente museo es pura diversión. Es una franquicia de la cadena estadounidense que tiene museos por todo el mundo y trata de acontecimientos extraños o curiosos sucedidos en el cualquier lugar.

Tiene una galería de cultura pop con una increíble colección de arte hecho con materiales raros y singulares: un Bugatti tallado en madera o un robot de siete metros fabricado con piezas de coches.

El museo está lleno de curiosidades de culturas diferentes y alejadas en el tiempo y en el espacio: auténticas cabezas reducidas del Amazonas, un traje espacial real de Rusia, una versión en miniatura de la Biblia que fue a bordo del Apolo 14. En sus salas se encuentran auténticas rarezas de todo el mundo como el gigante norteamericano Robert Wadlow, que medía casi tres metros de alto, o el "hombre lagarto" que se sometió a modificaciones corporales para parecerse a un lagarto de verdad.

Como está en Amsterdam le ofrece al visitante la oportunidad de sumergirse en su cultura: se puede entrar en una réplica de un molino de viento tradicional o meterse en un trozo de queso. Hay salas temáticas que introducen al visitante en la posibilidad de que Ámsterdam estuviera bajo el agua y muchas sorpresas más. Lo dicho: sorprendente y divertido.

Si te ha gustado este post, te interesará suscribirte a nuestro boletín. Mandamos un correo a la semana, los domingos, con todas nuestras novedades y toda la información que te interesa.