A las orillas del Rin, en el oeste de Alemania, se encuentra Colonia, una de las ciudades más importantes del país germano. Con una historia bimilenaria, la ciudad pronto se convirtió en un punto esencial de intercambio entre el este y el oeste que marcó su historia.

Como en tantos otros casos, en un lugar en el que fluyó el dinero en grandes cantidades, con el tiempo florecieron de igual manera los mecenas, la cultura, el arte y las universidades. Colonia se hizo con un lugar importante entre las ciudades alemanas durante el Medievo y el Renacimiento, como una ciudad libre imperial con su arzobispado y una posición fuerte en la Liga Hanseática.

A pesar del paso de los siglos, Colonia ha sabido mantener su importancia y sigue siendo una ciudad vital para Alemania. Permanece como un cruce de caminos muy destacado en el comercio europeo y es uno de los mayores enclaves culturales de Europa. Por este motivo, os invitamos a conocer los museos que, por relevancia y curiosidad, no te puedes perder si visitas Colonia.

Museo Ludwig

Se trata de uno de los museos más importantes de la ciudad, y es una muestra de la estrecha relación entre el enriquecimiento material y el interés por el arte que existe en Colonia. En 1976, la familia Ludwig, con una inmensa fortuna generada en la industria del chocolate, donó a la ciudad 350 obras de arte moderno a cambio de que fueran expuestas a los ciudadanos.

museo ludwig colonia
La plaza del Museo Ludwig con la catedral al fondo Foto

Junto a esta donación inicial, al museo se unió la colección Haubrich, de arte ruso de principios del XX. Pero una de los mayores atractivos son las 900 obras de Pablo Picasso que los Ludwig donaron entre 1994 y 2001.

ludwig picasso
La obra de Picasso es una constante en el museo Foto

El museo Ludwig cuenta, de este modo, con la tercera mayor colección de Picasso del mundo tras París y Barcelona. Y tan sólo el edificio, también sede de la filarmónica, es otra obra que merece la pena contemplar, y que contrasta a la perfección la Colonia moderna y antigua con la catedral como telón de fondo.

Museo del Chocolate Imhoff

A veces las curiosidades son las cosas que más nos llaman la atención en nuestros viajes. Además de una importante ruta comercial y de un centro cultural, Colonia es una ciudad chocolatera que cuenta con una fuerte industria que da trabajo a sus ciudadanos desde hace siglos.

imhoff museo
El Museo del chocolate Imhoff Foto

Como tal seña de identidad, en 1991 Hans Imhoff Stollwerck (productor de chocolate) abrió el Museo del Chocolate Imhoff para contar la historia del producto y explicar sus métodos de fabricación. Una original forma de acercarnos al placer culpable preferido de muchos a lo largo del planeta.

chocolate imhoff
Selección de chocolates en la tienda del museo Foto

El museo cuenta con una enorme reputación y está entre los diez más visitados de Alemania, con tanto éxito que no necesita ningún tipo de subvención. Tras visitarlo uno no sale con el estómago vacío, ya que para hacer la visita más completa, durante el recorrido se ofrece chocolate en diferente formato. Sin duda, una parada que merece la pena en Colonia.

Museo Romano-Germánico

Frente a la catedral de Colonia se alza el museo Romano-Germánico, y es otro de los lugares que hay que visitar en la ciudad. Es, al mismo tiempo, museo y recinto arqueológico, y es que se construyó expresamente para proteger la villa romana del siglo III sobre la que está. De fundación romana, Colonia demuestra un claro interés por proteger los vestigios de su pasado y mostrarlos al mundo.

museo romano colonia
Entrada del Museo Romano-Germánico de Colonia Foto

Es, por tanto, una manera de preservar, estudiar y exponer el patrimonio de Colonia al mismo tiempo. De hecho, a veces las funciones de la fundación no acaban ahí, ya que se contó con ellos para una correcta construcción del metro desde el punto de vista arqueológico.

mosaico dionisio colonia
Mosaico de Dionisio en el museo Foto

La propia fachada del museo contiene parte de la antigua puerta norte del recinto romano. Su interior respeta la distribución original de la villa y contiene tres elementos de especial interés: el mosaico de Dionisio, la tumba del legionario Publicio y una de las mejores colecciones de vidrios romanos del mundo.

Museo del perfume

En la Casa Farina, frente al ayuntamiento de Colonia, se encuentra el Museo del Perfume. Al igual que con el chocolate, el perfume es otra industria destacada y con mucha historia en la ciudad. De hecho, el museo se encuentra en la fábrica de Farina creada en 1709 y todavía en uso, la más antigua del mundo en servicio.

farina fabrica colonia
La fábrica y museo de Farina en Colonia Foto

En el Museo del Perfume podemos conocer la historia del producto y los métodos de elaboración del mismo. Así como algunas de las particularidades del proceso que usa la casa Farina, cuyo creador fue el inventor del «Eau de Cologne«, un término genérico en nuestros días pero que nació en Colonia como un perfume exclusivo. Una visita obligada para cualquier amante de las fragancias.

Museo Wallraf-Richartz

Junto con el Ludwig y el Romano-Germánico, el Walraff-Richartz completa la tríada de grandes museos de Colonia. Se trata de una pinacoteca con una diversa colección que va desde la Edad Media hasta comienzos del siglo XX.

wallraft richartz
Una de las salas del Wallraft-Richartz Foto

Entre las obras más destacadas que podemos ver, se encuentra una de las tablas laterales del retablo «Adoración de los magos» de Durero, la «Adoración del niño» de El Bosco, así como obras de Rubens, Rembrand y Van Dyck. También cuenta con una importante colección impresionista con obras de Van Gogh, Manet y la pintora Morisot.

En definitiva, el Walraff-Richartz es un museo que ofrece al visitante un interesante recorrido de varios siglos de la Historia del Arte a través de algunos de sus máximos representantes. Una pinacoteca cuya colección hace obligada la visita a cualquier amante del arte.

Colabora y suscríbete

Los artículos de Ruta Cultural son y serán siempre gratuitos. Si te gustan y quieres ayudarnos a que siganos haciéndolos, puedes hacerlo de las siguientes maneras:

  • Reservando tus hoteles en Booking desde este enlace (a ti te costará lo mismo y nosotros ganaremos una pequeña comisión).
  • Reservando tus traslados, entradas, excursiones o visitas guiadas en Civitatis desde aquí (funciona de la misma manera).
  • Comprando en Amazon tus guías o artículos de viaje desde aquí.

También te interesará suscribirte a nuestro boletín. Es totalmente gratuito. Mandamos un correo cada dos semanas con todas nuestras novedades (así como las de nuestros otros proyectos, Rea Silvia y Exploralibros) y toda la información que te interesa. Sólo tienes que rellenar el siguiente formulario (y asegúrante de aceptar la política de privacidad).