Una necesidad de la sociedad actual es acercarse a la naturaleza, disfrutar de la vida rural para combatir el estrés. Los ruidos de las ciudades y una vida llena de prisas, propician que busquemos actividades al aire libre como el senderismo, una actividad que en realidad no es más que caminar tranquilamente disfrutando de las maravillas que nos ofrece el camino. Al calor del senderismo han ido surgiendo multitud de posibilidades que enriquecen este tipo de salidas enfocadas a lo que se ha dado en llamar turismo activo, turismo de naturaleza o ecoturismo, turismo ornitológico, astroturismo, turismo rural, turismo de salud, etc. En definitiva todas estas formas de viajar buscan una aproximación, o más bien una vuelta, al medio natural.

Nada más entroncado con la cultura que la naturaleza, el entorno natural marca las costumbres y el desarrollo de la cultura de los pueblos; el color de su arquitectura, los materiales; los temas de sus pinturas y esculturas, que reinterpretan las corrientes artísticas llegadas de otros lugares; la moda; la gastronomía, etc. Por lo que unido a todo este mundillo del turismo de naturaleza, hay una variada oferta para completar a quienes quieran enriquecer su conocimiento de los lugares por los que transitan.

Un poco de historia sobre el senderismo

El senderismo nació en Francia en los años cuarenta del pasado siglo, cuando empezaron los primeros Senderos de Gran Recorrido(SRG´s), relacionados con los deportes de alta montaña, pero enseguida encontró un ámbito propio enmarcado en una actividad de ocio, a la que se ha ido uniendo de manera natural la cultura; arqueología, etnografía, gastronomía, astroturismo y muchas más posibilidades que se unen al senderismo, como la fotografía, o la pintura. Es en suma un disfrute que ofrece muchas vertientes que se añaden al saludable encuentro con la naturaleza.

Caminante mirando desde lo alto de la colina
Caminante mirando desde lo alto de la colina. Fuente

En España se introduce en Cataluña a finales de los 60 y, desde aquí, se extiende a otras comunidades autónomas. La Federación Española de Montaña, hoy Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), asumió esta nueva actividad y la denominó senderismo.

Tipos distintos de senderismo

En la numerosa red de caminos que se han señalizado en Europa, se encuentran además de personajes curiosos de las zonas, vivencias, singularidades y muchas sorpresas envueltas en paisajes, algunos tan cercanos que parece mentira que nos pasen desapercibidos fuera de esos senderos. Todos se fusionan para el disfrute de las más gratas sensaciones que nos esperan en montañas, campos y playas.

Hay varios tipos de senderos señalizados para poder elegir según estemos de fin de semana, o vacaciones, o cerca de casa y queramos disfrutar de un grato paseo:

. Senderos de Gran Recorrido (GR), que son aquellos de más de 50 kilómetros y unen puntos distantes y recorren parajes, comarcas, regiones o países muy lejanos entre sí, y que suelen dividirse en tramos para su recorrido.

. Senderos de Pequeño Recorrido (PR), que tienen entre 10 y 50 km., muestran entornos específicos o llegan hasta una población o punto de interés, y se pueden hacer en una jornada.

. Senderos Locales (SL), que alcanzan hasta 10 km. y su dificultad es mínima.

Hay además en las cercanías de pueblos y ciudades una serie de caminos conocidos como: vías verdes, caminos naturales, corredores verdes y puertas verdes.

Senderistas en Sicilia (Italia)
Senderistas en Sicilia (Italia). Fuente
Villanueva Mesía, Granada (España)
Villanueva Mesía, Granada (España). Fuente
Camino hacia los Lagos de Covadonga
Camino hacia los Lagos de Covadonga. Fuente

Cualquiera de ellos suele estar al alcance de todos, salvo los recorridos de alta montaña, que requieren una preparación previa y unas actitudes físicas concretas. Pero sabemos que caminar es un excelente ejercicio apto para todas las edades y que ofrece numerosos beneficios, tanto a personas sedentarias que buscan una actividad para practicarla ocasionalmente, como para deportistas, a los que les sirve para complementar su entrenamiento con una actividad tranquila y sana. Muchos empiezan por los caminos más suaves y acaban necesitanto ampliar el tiempo de disfrute que les supone el senderismo.

La senda de los cazadores
La senda de los cazadores. Fuente

Los beneficios del turismo de naturaleza

El contacto con la naturaleza propicia un aumento de las proteínas anticancerígenas, refuerza el sistema inmunitario y mejora el bienestar de las personas con fibromialgia.

Bosque de Oma, en Kortezubi (obra de Agustín Ibarrola).
Bosque de Oma, en Kortezubi (obra de Agustín Ibarrola). Fuente

Como leemos en el artículo de la Vanguardia, “…es, el de la salud y el bienestar, uno de los servicios más importantes que presta la naturaleza, pero quizás también uno de los más desconocidos; de momento, porque en algunos ámbitos de la sanidad comienza ya a hablarse del "déficit de naturaleza" como un problema nuevo que vincula la falta de contacto con esa naturaleza y determinados síntomas característicos de la vida más urbanita”.

Pero esa es sólo una parte, importantísima, pero no la única. Ligadas a la práctica del senderismo encontramos actividades que complementan la marcha con el descubrimiento de las zonas que unen los caminos.

En Ruta Cultural recibimos hace algún tiempo la demanda de organizar lo que aquí llamamos senderismo cultural. Entre los senderos de las ciudades que nos regalan su aire libre, sus campos, sus bosques o sus paisajes marinos hay mucho que descubrir para ayudarnos a crecer.

Contemplando el horizonte en el Refugi de Siurana
Contemplando el horizonte en el Refugi de Siurana. Fuente

Nos pusimos manos a la obra y hoy podemos ofrecer viajes de naturaleza que incluyen gastronomía de la zona recorrida, visitas culturales ligadas a caminos históricos como lo son cualquiera de los caminos que llevan a Santiago; o la hermosa tierra de Campos; enclaves únicos en cualquier zona de la Península como Castilla-León; la cornisa Cantábrica, Galicia o Extremadura, o Cataluña desde cuyos caminos nos sigue el azul del Mediterráneo; viejas calzadas romanas que guardan los ecos lejanos de nuestra historia; la amplísima, bellísima y poco conocida red senderista de Andalucía, donde todo es posible, desde la extensa red de senderismo malagueño; los abruptos caminos de Sierra Morena; los suaves senderos de la Janda gaditana; o el megalitismo de Gorafe (Granada); o el astroturismo de las sierras de Jaén, Huelva, Córdoba o Sevilla.

EL Caminito del rey en Málaga, antes de la restauración
EL Caminito del rey en Málaga, antes de la restauración. Fuente
Caminando Extremadura
Caminando Extremadura
Via romana desde Portugal
Via romana desde Portugal . Fuente

Y salimos de España para, de momento, disfrutar de los más bellos cielos de Italia, y llegar como poco al hogar de los dioses griegos, el Monte Olimpo, pero seguiremos ampliando la oferta fuera de nuestras fronteras.

Y además

En busca de completar la primera "misión" del senderismo, la salud, en nuestros viajes senderistas habrá yoga, masajes sensitivos, charlas sobre alimentación y visitas a fincas de ganaderos y agricultores.

Alojamientos rurales donde sentirnos como en casa. Y un cuidado especial en conocer la gastronomía y la viticultura de la zona donde la haya; como decían en Roma "In vino veritas" y queremos conocer la verdad del cultivo y el mundillo de las bodegas, para reponer fuerzas al volver de los caminos.

Y dependiendo de la demanda de los viajeros, organizamos otros tipos de recorridos como el senderismo fotográfico, avistamiento de aves, cursillos de cocina, cursos de corte de jamón, de fabricación de queso, cursos de pintura al aire libre, paseos en globo o en barco, rutas a caballo. Pero como somos artesanos de los viajes a medida, estamos abiertos a cualquier sugerencia, vuestra necesidad es nuestro trabajo.

Hacer amigos es más fácil cuando se comparten caminos, esperamos aumentar lazos de amistad entre bosques y senderos.

Camino de Santiago
Camino de Santiago. Fuente