Hablar de Dublín nos lleva irremediablemente a hablar de cerveza, y es que la historia de la ciudad no puede entenderse sin la familia Guinness y su fábrica. Alrededor de las mesas de los pubs más famosos de la ciudad, que cuentan con un tour propio para descubrirlos, se entablan conversaciones con una pinta de cerveza negra entre las manos. Lo mismo ocurre en los hogares de los dublineses, para quienes la Guinness es poco menos que un símbolo que los representa en el mundo entero.

Noche en Dublín
Noche en Dublín Fuente.

Sin embargo Dublín es mucho más que cerveza, entre sus calles adoquinadas se encuentran auténticas obras de arte arquitectónicas que nos retrotraen en el tiempo. Como no podía ser de otra forma este encanto también ha llamado la atención de directores de cine que han visto en la ciudad el telón de fondo perfecto para sus producciones. Una de las zonas más filmadas de toda la ciudad es el Trinity College, la universidad más antigua de todo el país.

Allí se han rodado películas como Educando a Rita, una producción británica en clave de comedia basada en la obra de teatro londinense del mismo nombre. La cinta narra las aventuras de Rita, interpretada por una espectacular Julie Walters que fue nominada al Oscar por este trabajo, una peluquera que está descontenta con la vida que lleva y que decide apuntarse a un curso de literatura para intentar romper con lo anodino de su rutina diaria.

Con los pasillos de piedra de la universidad como fondo, asistiremos a la evolución vital de esta joven así como al enamoramiento de Rita por parte de su profesor, interpretado por Michael Caine, quien también recibió una nominación de la Academia por su trabajo en la película.

También en las aulas de esta de universidad fundada en 1592 se fragua la historia de Círculo de amigos, la adaptación cinematográfica de la novela de Maeve Binch. La cinta relata la historia de tres amigas de la infancia que se mudan a la capital para acudir a la universidad. Allí experimentarán el primer amor y los primeros desengaños que las irán introduciendo en el despiadado mundo de la edad adulta.

Trinity College. Dublin
Trinity College. Dublin Fuente

En la actualidad estos históricos pasillos acogen a diario a una superestrella de la pequeña pantalla. Se trata del actor Jack Gleeson, mundialmente conocido por interpretar a Joffrey Baratheon en las cuatro primeras temporadas de Juego de Tronos. Tras su paso por la serie, el actor decidió poner en stand-by su carrera en el mundo audiovisual para centrarse en sus estudios de filosofía en el Trinity College.

La antigüedad e historia de muchas de las construcciones de la ciudad las convierten en el mejor escenario para las superproducciones de época. Así, Christchurch fundada en 1030 fue empleada para rodar diversas escenas de la serie Los Tudor, protagonizada por un actor que no podía conocer mejor el terreno sobre el que filmaba, el dublinés Jonathan Rhys-Meyers. La coronación de Ana Bolena, la reina con una de las muertes más trágicas de la historia, se rodó en la cripta del edificio, espacio en el que en la actualidad se exponen algunos de los trajes empleados durante la serie.

Kilruddery House
Kilruddery House Fuente.

La Killruddery House and Gardens es otra de las joyas de la arquitectura dublinesa que más rodajes ha acogido entre sus paredes, pero sobre todo, fuera de ellas. El mayor atractivo de esta majestuosa casa construida en el siglo XIV son sus jardines, en donde se han llegado a rodar más de 20 películas. La primera de ellas fue Enrique V, en 1944, y desde entonces se han sucedido en el tiempo títulos como Captain Lightfoot, Barry Lyndon, Hechizada o una de las últimas versiones del famoso Rey Arturo. El interior de la casa también sirvió de escenario para las escenas de Nicole Kidman y su familia noble en Un horizonte muy lejano.

Jardines del Kilruddery House
Jardines del Kilruddery House Fuente.

No tan antigua, pero sí con una larga historia tras de sí, es la tienda de música Waltons. En su interior se rodó la escena de Once en la que Glen y Marketa cantan a dúo Falling slowly, tema galardonado con el Oscar a mejor canción en 2007.

Y para terminar, un paraje natural espectacular: los montes Wicklow. Las increíbles vistas que se pueden obtener en esta localización así como la existencia de lagos cercanos le han valido a estos montes el privilegio de convertirse en el telón de fondo de series que priman tanto lo visual como Vikingos.

Lough Tay in the Wicklow mountains National Park Ireland
Lough Tay in the Wicklow mountains National Park Ireland Fuente.
Colabora y suscríbete

Los artículos de Ruta Cultural son y serán siempre gratuitos. Si te gustan y quieres ayudarnos a que siganos haciéndolos, puedes hacerlo de las siguientes maneras:

  • Reservando tus hoteles en Booking desde este enlace (a ti te costará lo mismo y nosotros ganaremos una pequeña comisión).
  • Reservando tus traslados, entradas, excursiones o visitas guiadas en Civitatis desde aquí (funciona de la misma manera).
  • Comprando en Amazon tus guías o artículos de viaje desde aquí.

También te interesará suscribirte a nuestro boletín. Es totalmente gratuito. Mandamos un correo cada dos semanas con todas nuestras novedades (así como las de nuestros otros proyectos, Rea Silvia y Exploralibros) y toda la información que te interesa. Sólo tienes que rellenar el siguiente formulario (y asegúrante de aceptar la política de privacidad).